2

Pekines de Gallumar

El pekines

DSC_0053

Gizmo de Gallumar

Hay muchas preguntas sobre la raza del Pekines o Pekines Imperial, acostumbrados a los pekineses antiguos que veíamos en España cuando eran muy populares. Muchos de ellos ni siquiera eran pekinés si no mezclas, de ahí la gran diferencia que existe entre los pekineses a los que la gente está acostumbrada y al pekines de raza con buenas líneas de sangre.

Se cree que el pekines  tienen mal carácter, algo muy lejos de la realidad, esto se suele dar cuando una raza se pone de moda ya sea pekinés o cualquier otra  raza , el mal carácter así como otras serie de taras genéticas aparecen cuando cualquiera se pone a criar sin mirar líneas de sangre, standar de la raza, consaguinidad etc…

Los antiguos pekineses a los que la gente  está acostumbrada no tiene nada que ver con las características  de los actuales pekineses, ni físicas ni de carácter.

El pekines es un perro, cariñoso, tranquilo , no agresivo ni con personas ni con perros, muy juguetones y alegres, obediente y muy limpios, con baja energía por lo que no le podemos someter a grandes caminatas.

Son ideales como perros de compañía, es muy hogareño y muy limpio, no necesita estar horas en el jardín o de paseo de hecho no es recomendado para personas que les guste caminar ya que no les gusta nada el ejercicio, aunque si es bueno que salgan a tomar el aire y hacer sus necesidades ya que el pekines es muy limpio y aguantará horas y horas aunque no se le saque.                                                                     El pekines en su historia era el perro por excelencia de la familia imperial China, y eran las mascotas de las concubinas del emperador, su carácter y su físico fué seleccionado durante años para ser el perro perfecto para estar son éstas mujeres y su cometido era estar con sus dueños, durante largas horas, dar mucho cariño y ser unos mimosos.

12

Pekines de Gallumar

La forma de sus patas delanteras un poco curvadas, las manos mirando hacia fuera, y ser muy corto de pata le obliga a tener un caminar muy característico que se les asemeja a los niños pequeños de no más de 1 año, también su cara plana y de ojos grandes y redondos, parecen bebés.

El pekines es un perro maravilloso, poco problemático y muy cariñoso, es el perro de compañía por excelencia, seleccionado durante años para ese cometido por una de las civilizaciones más poderosa del mundo en su época.

Su altura a la cruz es de 15 a 25 cm, su peso va desde los 2 a 8 kg y están admitidos todos los colores excepto el hígado y los albinos.

Lo más importante del Pekines no es su peso, si no la estructura ósea , que sea fuerte, y que sea un perro pesado ( no obeso) aunque sea pequeño de talla. El punto de equilibrio del peso debe ser las costillas y el frente, siendo menos pesado en el cuarto posterior, por lo que el mayor volumen y peso se encuentran en el pecho y en el costillar.

El pekines puede sufrir golpes de calor en verano, por lo que hay que extremar las precauciones cuando suben las temperaturas, ya que les puede provocar la muerte, no hay que dejarles en espacios pequeños sin ventilación, ni en coches, ni dar paseos con ellos al sol, para los viajes se aconseja llevar un ventilador para el transportín y ponerles hielo debajo del cuerpo para que estén fresquitos ésto les tranquiliza, en el caso de que tenga jadeos excesivos, ojos desorbitados, mareos , lengua de color rojo-morada, hay que mojarle las patas, ponerle hielo debajo de la tripa y llevarle al veterinario lo antes posible.

El pekines requiere de un cepillado diario y una limpieza de ojos también todos los días, a ellos les encantan que se les cepille y ayudan a este menester ya que se relajan tanto que llegan hasta dormirse, en otro post profundizaré sobre el cuidado y acicalado del pekines.

Conclusión el pekines es un perro adorable que hace las delicias de sus dueños, cuando se tiene un pekines en casa sorprende y enamora tanto su aspecto físico como su carácter, es único e increíblemente inteligente.

background13

Pekines de Gallumar